Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El Proyecto UNCUYO Separa sus Residuos cumple 6 años

Gracias al compromiso de la comunidad universitaria desde que comenzó el proyecto se han logrado recolectar más de 100 toneladas de material reciclable.

17 de abril de 2022, 12:49.

El Proyecto UNCUYO Separa sus Residuos cumple 6 años

Ampliar imagen


En 2016, la UNCUYO se convirtió en la primera Universidad Nacional en gestionar sus residuos y, además, hacerlo con inclusión social a través del Proyecto UNCUYO Separa. El sistema, que ha sido tomado como modelo a nivel nacional, es gestionado por el Programa Residuos del Instituto de Ciencias Ambientales.

UNCUYO Separa sus Residuos surge ante la necesidad de evitar que la totalidad de los residuos que generan las 45.000 personas que conforman la comunidad universitaria tengan como fin un vertedero. Aproximadamente el 50% de los residuos de la Universidad son potencialmente reciclables, pero para que esto sea posible, se necesitó la implementación de un sistema coordinado y eficiente de gestión.

El proyecto comenzó en el año 2016 instalándose en 11 dependencias del campus universitario. Con los años se fueron sumando más espacios como colegios universitarios (2017), la Nave UNCUYO (2019), el Hospital Universitario (2021) y en este 2022 se espera la implementación del programa en más dependencias de la Universidad. Además, en 2020, en contexto de pandemia, se realizó la iniciativa Reciclables Ya! un sistema de recolección de residuos reciclables en los hogares del personal y Promotores/as Ambientales de la UNCUYO. 

La propuesta de UNCUYO Separa sus Residuos significó un gran cambio de hábitos para las personas que asisten a dependencias de la Universidad. Para lograrlo se realizaron y se continúan realizando capacitaciones destinadas a personal de maestranza y limpieza, estudiantes, docentes y personal de apoyo académico. Además se realizan acciones de comunicación destinadas a fomentar las buenas prácticas ambientales.

Es así que 6 años después de su lanzamiento, gracias al apoyo de toda la comunidad universitaria, se han logrado recolectar más de 100 toneladas de residuos. 

Todo el material reciclable es recolectado por la Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Mendoza, (COREME) quien se encarga además de su clasificación, acondicionamiento y comercialización. De esta forma se genera empleo digno para los miembros de la Cooperativa, gracias al servicio que prestan a la Universidad.